Hamabi Iturri (Zestoa)

admin
Site Admin
Mensajes: 1104
Registrado: 23 Nov 2010, 15:42

Hamabi Iturri (Zestoa)

Mensajepor admin » 10 Oct 2016, 10:54

Joan den larunbatean, urriak 8, Zestoako gure kide batek bloke baten erorketa sufritu zuen, Hamabi Iturri kobazuloa esploratzen ari zela. Kasualitatez, EEL-ek abisua jaso zuenean gutako gehienak Ormazarreta I leizean konzentratuak ginen (Aralar), Simulakro Orokorra egiteko. Bertan FUE-ko jendea eta profesionalak bilduta zeudenez, 15 laguneko taldea destakatu genuen (koordinatzailea, medikua eta logistika barne) eta gau osoan zehar lana egin eta gero igandean 8:08an gure lagunak egunaren argia ikusi zuen. Zorionak denoi!

Informazio gehigarriak, txostenak etabarrak hari honetan bilduko ditugu.

admin
Site Admin
Mensajes: 1104
Registrado: 23 Nov 2010, 15:42

Re: Hamabi Iturri (Zestoa)

Mensajepor admin » 10 Oct 2016, 11:07

ADES-eko Martin Ibarrolaren kronika El Correo izperringian:
http://www.elcorreo.com/alava/sociedad/ ... 13249.html
O.

La agonía de la espera durante el rescate del espeleólogo herido en Zestoa
Así fue el rescate

Relato de uno de los expertos del operativo, que encaró durante toda la noche «esa sensación tan impotente» que crea el paso de las horas

martín ibarrola

10 octubre 201602:00

La casualidad quiso que el sábado coincidieran en Euskadi el rescate de un francés que escalaba la pared de Ogoño, el accidente de un hombre que exploraba una cueva de Zestoa y la práctica de un simulacro de rescate que organizaban los espeleólogos vascos y navarros. Una serie de desgracias que rara vez ocurren y cuya confluencia en un único día es sencillamente insólita. La Ertzaintza evacuó al escalador galo entre nidos de paíños. Sufría un fuerte golpe en la frente. El rescate del espeleólogo, en cambio, se complicó muchas horas más.

Alrededor de setenta espeleólogos novatos y experimentados nos habíamos reunido en el frontón del pueblo navarro de Baraibar. Un total de cuatro equipos practicarían las maniobras necesarias para sacar a un herido ficticio de la cueva de Ormazarreta, escondida en los bucólicos bosques de Aralar. Polipastos, tirolinas, contrapesos, polifrenos… El voluntario sería transportado desde el fondo –a más de 400 metros de profundidad– hasta el exterior. Para ello se superarían abismos de ochenta metros de altura, meandros angostos, repisas afiladas y grandes bloqueras.

Sin embargo, al mismo tiempo que los socorristas comenzaban su simulacro, un bloque suelto arrastró a un espeleólogo y le partió la pierna derecha en la alejada localidad de Zestoa. Cuando se comunicó el accidente solamente quedaba un equipo de socorristas en el bosque. El resto ya se había colocado en el interior de la cueva. El equipo aislado nos trasladamos a Zestoa para prestar la ayuda necesaria. Sólo sabíamos que se trataba de una pequeña y fangosa cueva cerca del balneario del pueblo. En el mundo subterráneo los espeleólogos se conocen exclusivamente por el nombre de pila. El apellido siempre corresponde al grupo al que pertenecen. Nada más escuchar la localización, otros compañeros exclamaron: «Ramón, del grupo Agiro».

Algunos jamás habíamos vivido un rescate real, tan alejado del cronómetro y la perfección de los simulacros. Uno no se prepara para que la madre del herido aparezca a las cinco y media de la madrugada –insomne por la preocupación– y ofrezca caldo y café. Afortunadamente, allí había espeleólogos experimentados, y también profesionales de la Ertzaintza, la DYA y SOS Deia. No obstante, los novatos tuvimos que enfrentarnos por primera vez a esa sensación tan impotente: la espera.

Diez horas más tarde, un equipo heterogéneo de artificieros logró abrir una estrechez imposible y la camilla se deslizó por fin. Serían las 7.30 horas del domingo. Al otro lado, un pequeño ejército de voluntarios se preparaba para cargar con su amigo durante los 300 metros que les separaba de la salida.

A pesar de que se le inmovilizaron las piernas y estuvo sedado durante toda la maniobra, Ramón reconocía voces familiares, agarraba las manos que lo porteaban a la salida. «En la espeleología debemos gestionar el peligro. No nos podemos acostumbrar al riesgo. Desgraciadamente, a veces es inevitable», reflexionaba el médico Diego Dulanto.

Los bloques sueltos, tan impredecibles, son quizá el talón de Aquiles de esta raza de aventureros. Los confines que descubren terminan a veces en las simas más profundas o en las salas más bellas. Otras veces, sin embargo, concluyen en el hospital Donostia, con una tibia rota y el orgullo de pertenecer al último colectivo de exploradores.

admin
Site Admin
Mensajes: 1104
Registrado: 23 Nov 2010, 15:42

Re: Hamabi Iturri (Zestoa)

Mensajepor admin » 10 Oct 2016, 11:10

Diego Dulanto medikuari elkarrizketa, egunkari berean.
http://www.elcorreo.com/bizkaia/socieda ... 15121.html
http://www.diariovasco.com/gipuzkoa/201 ... 11309.html
O.

El «espantoso» rescate del espeleólogo de Zestoa obligó a volar con explosivos la estrecha galería
Así fue el rescate

El médico especialista Diego Dulanto, que se encargó de la asistencia al lesionado en el interior de la cavidad, relata el complicado salvamento, en el que recorrer apenas 300 metros necesitó 14 horas de trabajo extenuante

óscar b. de otálora

9 octubre 201615:21

«Fue un rescate complicado porque requirió volar con explosivos las estrecheces del acceso a la cueva para poder sacar al herido para poder sacar la camilla. Pero a él ya le teníamos estabilizado e incluso había comido». Quien así habla es el médico vizcaíno y espeleólogo Diego Dulanto, el mayor experto en rescate en interior de cavidades de España y quien ha dirigido la recuperación del deportista de Zestoa quien, tras sufrir una fractura de la pierna en el interior de la cueva guipuzcoana de Hamabi Iturri, ha sido conducido al exterior de la gruta en una compleja operación en la que intervinieron alrededor de 70 personas, entre espeleólogos y ertzainas. El lesionado, de 43años, se encuentra ahora en el hospital Donostia.

El accidente se produjo durante la tarde del sábado en el interior de esta cueva de Zestoa, donde un grupo de espeleólogos de la zona había entrado para realizar una pequeña ruta. En un momento dado, uno de los montañeros intentaba escalar una de las paredes cuando un bloque de roca de gran tamaño se desplazó y le alcanzó en su caída. El golpe le causó una fractura de la pierna. Lo que no sabía el espeleólogo es que, dentro de su desgracia, estaba teniendo bastante suerte.

En el mismo momento en el que se producía el accidente, alrededor de un centenar de espeleólogos se disponía a entrar en la sima de Ormazarreta, en la sierra de Aralar, para practicar un simulacro de rescate. Esta actividad formaba parte de los entrenamientos periódicos que los grupos vascos de espeleología llevan a cabo para poder realizar rescates de compañeros heridos. «Yo acababa de salir de la cueva donde practicábamos el simulacro cuando me avisaron de que había un herido en Zestoa. Inmediatamente cogimos todo el equipo y nos dispusimos a acudir al rescate del lesionado», explica Dulanto. En unos minutos habían cambiado al herido ficticio al que debían salvar en el ensayo por uno real, a apenas 80 kilómetros de distancia.

Para explicar la complejidad de una operación de salvamento en una cueva, Dulanto -anestesista en el hospital de Basurto- compara el rescate con el que podría suponer salvar a una persona herida en un 8.000 en el Himalaya. «Es muy difícil, puesto que las posibilidades de prestar ayuda desde el exterior son muy complejas y la logística es tremendamente complicada», explica.

Lodo espeso «como el chicle»

En la cueva de Hamabiturri, el herido se encontraba a apenas 300 metros de la entrada, pero esa pequeña distancia era un infierno de lodo y gateras de menos de un metro de anchura. Un camino laberíntico porque el que sacar a una persona en una camilla es técnicamente imposible. «No era un túnel», explica Dulanto. «Todo eran estrecheces y un lodo espeso, casi como si fuera chicle. Un sitio espantoso para un rescate». La prioridad en ese momento, no obstante, era estabilizar al herido y comenzar a tratar sus lesiones. El propio médico se adentró hasta la zona donde se instaló el denominado 'punto caliente', el lugar donde al herido se le protege con ropa y calefactores de la humedad y las temperaturas heladas, un área imprescindible para salvar a un herido de la hipotermia. «Allí hemos comenzado a tratar su pierna y a suministrarle analgésicos y antibióticos para prevenir cualquier infección. Ha podido dormir e incluso comer», rememora Dulanto.

Mientras tanto, los expertos de la Ertzaintza habían comenzado a preparar el camino por el que debía pasar la camilla con el herido. Para ello fue necesario realizar voladuras controladas en el interior de la cueva, de tal forma que las minúsculas galerías puedan ensancharse hasta permitir el paso del equipo de rescate con el lesionado en angarillas. «Ha sido un trabajo largo, ya que cada explosión provoca una acumulación de gases tóxicos en el interior de la cavidad y hay que esperar a que el humo desaparezca para poder continuar». Alrededor de las siete de la mañana la cueva ya disponía de la suficiente amplitud como para permitir el paso del lesionado, para entonces ya inmovilizado. Toda una instalación de cuerdas y poleas, además de espeleológos trabajando como porteadores, consiguieron conducir el cuerpo del herido al exterior. A las ocho de la mañana, el herido ya se encontraba en el exterior y era trasladado al hospital Donostia. «La espeleología es una actividad en la que el riesgo cero no existe. Ha sido un rescate complicado pero todo ha salido bien», se congratulaba más tarde Diego Dulanto.

admin
Site Admin
Mensajes: 1104
Registrado: 23 Nov 2010, 15:42

Re: Hamabi Iturri (Zestoa)

Mensajepor admin » 10 Oct 2016, 11:16

Ikusten ari naizenez, EJ-ko Barne Sailak banatutako prentsa oharrean (eta beraz agentziek, eta medioek) "espeleologo bolondresak" aipatzen dira. Agian "EEL" izena agertzen saiatu beharko ginateke hurrengoan, bestela ematen du ez garela antolatutako egitura baten parte...

Hona EITB-koa:
http://www.eitb.eus/es/noticias/socieda ... va-zestoa/
O.

Rescatado el espeleólogo herido en una cueva de Zestoa

Agencias | Redacción

09/10/2016

Estaba atrapado desde el sábado por la tarde, hasta que lo han podido sacar este domingo por la mañana.

El hombre de 43 años que ayer sufrió una accidente cuando hacía espeleología en la cueva Hamabi Iturri, en Zestoa (Gipuzkoa), ha sido finalmente rescatado esta mañana y evacuado hasta el hospital Donostia.

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, los servicios de emergencias y agentes de la Unidad de Vigilancia y Rescate de la Ertzaintza que han trabajado toda la noche junto a espeleólogos voluntarios para tratar de sacar al herido de la zona de la cueva donde cayó herido, han logrado finalmente sacarle de allí hacia las 08:10 horas de este domingo.

admin
Site Admin
Mensajes: 1104
Registrado: 23 Nov 2010, 15:42

Re: Hamabi Iturri (Zestoa)

Mensajepor admin » 10 Oct 2016, 11:18

Hemen, berriz, Deiakoen erreportaia:
http://www.deia.com/2016/10/10/sociedad ... e-pelicula
O.

evacuación de un espeleólogo guipuzcoano
Un rescate de película en una cueva de Zestoa

Unas 70 personas pasan toda la noche en vela en una operación de “gran dificultad” para evacuar a un espeleólogo guipuzcoano de una cueva de Zestoa

Un reportaje de Mikel Mujika - Lunes, 10 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:02h

Lan bikaina”. Con este mensaje daban por concluido ayer los servicios de emergencias el rescate de un espeleólogo guipuzcoano que quedó atrapado en la cueva de Hamabi Iturri, en Zestoa, tras sufrir una fractura abierta de tibia en el interior de la cavidad. Unas 70 personas, entre espeleólogos, sanitarios, policías y bomberos, participaron en la operación, que duró más de 14 horas. Desde las 18.00 horas del sábado hasta las 08.10 de ayer. A esa hora, una escalera de los bomberos pescaba de la orilla del río Urola al herido, que era evacuado al Hospital Donostia. El rescatado, un vecino de Zestoa de 43 años, se “encuentra bien”. Aunque se hallaba a poco más de 300 metros de la salida, para sacarlo fue necesario abrir paso con microexplosiones dentro de la cueva, ya que la camilla no pasaba por el estrecho paso vertical que conducía a la superficie.

El hombre es un experimentado espeleólogo de Zestoa que conocía bien la cueva de Hamabi Iturri, situada muy cerca del balneario. Se encontraba en el interior de la cueva realizando labores de exploración y estudio de la cavidad junto a otros compañeros, cuando al intentar trepar por una pared, una roca se desprendió y le golpeó en las piernas, provocándole una fractura abierta en su tibia derecha y otro “fortísimo” traumatismo en la izquierda que también le impedía moverse. Fue uno de sus compañeros el que salió al exterior y llamó al 112.

El primer grupo de la Ertzaintza accedió hasta el lugar hacia las 21.00 horas, entre ellos un enfermero con amplia experiencia que dispensó la primera atención sanitaria al herido. Una hora después, llegado desde Aralar, tomó las riendas de la operación Diego Dulanto, un médico experto en socorro espeleológico que en ese momento se encontraba realizando un simulacro de espeleosocorro. “Cuando me llamaron, al principio pensé que era una broma”, reconocía ayer. Se instaló dentro de la cueva en un puesto caliente para asistir al herido, con medicamentos y alimentos. “Le suministramos antiinflamatorios, corticoides, analgésicos y antibióticos, alineamos la fractura y limpiamos la herida para evitar que se infectase”, reconoce Dulanto, que a sus 62 años ha participado en una veintena de rescates de este tipo. Este era de “gran dificultad”, admitió. Era un sitio “con mucho barro, incómodo”, aunque la “temperatura, por suerte, no era baja”, señaló.

“ha podido dormir” “Lo hemos tenido estupendamente, bien analgesiado, suerado, en una tienda improvisada y con una serie de sistemas para generar calor. Ha podido hacer sus necesidades e incluso ha dormido”, reconoció el médico. El objetivo de la decena de personas que estaban abajo con él fue “animarlo, porque una situación de estas genera ansiedad. Es importante mantener una actitud muy positiva y lo ha conseguido”, explicó Dulanto.

Mientras el doctor y el ertzaina enfermero atendían al herido, el resto de efectivos instalaban las cuerdas y tirolinas necesarias para la evacuación y trataban de ampliar con microexplosivos los dos pasos estrechos que impedían el paso de la camilla. “Había un problema, porque no era un sitio muy ventilado y las microexplosiones generan gases. Ha sido necesario hacer la operación con detectores de la Ertzaintza y se fueron abriendo las zonas estrechas muy poco a poco”, detalló.

admin
Site Admin
Mensajes: 1104
Registrado: 23 Nov 2010, 15:42

Re: Hamabi Iturri (Zestoa)

Mensajepor admin » 10 Oct 2016, 11:20


admin
Site Admin
Mensajes: 1104
Registrado: 23 Nov 2010, 15:42

Re: Hamabi Iturri (Zestoa)

Mensajepor admin » 12 Oct 2016, 23:23

Diego Dulantoren kronika:
http://descendedor.blogspot.com.es/2016 ... ri_12.html
O.

miércoles, 12 de octubre de 2016
RESCATE EN LA CUEVA DE HAMABI ITURRI. (08/10/2016) Zestoa (Gipúzkoa)
Hacia las 17 h del sábado 8 de octubre, R.M.U, espeleólogo de 43 años natural de Zestoa (Gipúzkoa) sufrió un accidente en la cueva de Hamabi Iturri mientras escalaba un resalte. Una gran piedra se desprendió de la pared y le fracturó la pierna derecha y le produjo contusiones severas en la pierna izquierda. Tras acomodar al herido, varios compañeros salieron de la cavidad rápidamente y dieron el aviso al 112 quien comenzó a gestionar el rescate.
Nosotros recibimos el aviso en la Sierra de Aralar, en el simulacro anual del Espeleosocorro Vasco EEL. Al principio las noticias eran confusas -suele ser normal- pero poco a poco se fueron despejando las dudas.
Yo recibí la noticia justo en la boca de la sima de Ormazarreta pues acababa de remontar desde el fondo de la cavidad. Varios espeleólogos nos trasladamos al puesto de control (PC) situado en Baraibar y confirmamos los datos que habíamos recibido en la boca de la cueva.
Desde allí con el botiquín nos dirigimos al municipio Gipuzkoano de Zestoa. Cerca del balneario de esta localidad estaba el puesto de control. En el lugar del accidente ya había muchos efectivos del grupo de rescate de la Ertzaintza que habían entrado en la cavidad para asistir al herido.
A las 21.30 h con otro grupo de socorristas de la Ertzaintza me introduje en la cavidad para ver el estado del herido y posteriormente informar al PC.
El herido se encontraba a unos 400 m de la entrada en una galería embarrada. Un barro pastoso que se pegaba a las botas e impedía casi andar. Las primeras atenciones médicas fueron hechas por un enfermero del grupo de rescate de la Ertzaintza. El tratamiento que dispensó este enfermero, todo hay que decirlo, fue impecable. El herido se encontraba hemodinamicamente estable, protegido del frío mediante la colocación de colchonetas aislantes y la confección de una tienda de campaña. Para evitar la pérdida calórica, aunque la cavidad no es demasiado fría, se utilizaron "velas" de alcohol etílico (LACOR) que al arder generan una fuente de calor que dura unas 6 horas.
Varias estrecheces severas situadas en la parte intermedia de la cavidad obligaron a desobstruir con explosivos. Labor que efectuaron varios espeleosocorristas y miembros de la Ertzaintza.
La cavidad no es muy ventilada y por ello fue necesario esperar a que los gases tóxicos desaparecieran para poder proseguir las labores. Este trabajo fue lento en aras de la seguridad.
Durante la espera a la evacuación definitiva el herido recibió antibioticoterapia y analgésicos para intentar evitar problemas ulteriores.
A las 5.30 AM del domingo día 9 de octubre comenzamos a "mover" lentamente la camilla. El herido se hallaba relativamente cómodo debido a los analgésicos administrados y la inmovilización.
Tras comprobar que las desobstrucciónes efectuadas eran suficientes el herido fue transportado poco a poco al exterior. Varios grupos de socorristas se turbaron en esta tarea. A las 8 AM, ya en el exterior la camilla fue izada por los bomberos hasta la carretera en la que esperaba una ambulancia que trasladó al herido a un centro hospitalario de Donostia-San Sebastián en la que actualmente se recupera de sus lesiones.

En el rescate intervinieron:
SOS Deiak, Grupo de rescate de la Ertzaintza, DYA, Bomberos de Gipúzkoa y espeleólogos del Socorro Vasco (EEL).

admin
Site Admin
Mensajes: 1104
Registrado: 23 Nov 2010, 15:42

Re: Hamabi Iturri (Zestoa)

Mensajepor admin » 14 Oct 2016, 14:28

GAES-ekoen kronika:
http://espeleo-gaes.blogspot.com.es/201 ... -sima.html
O.

jueves, 13 de octubre de 2016
8 y 9.10.16 Simulacro Rescate sima Ormazarreta I y rescate real en Zestoa
Este fin de semana hemos acudido varios miembros del grupo a la convocatoria del EEL para su simulacro general anual, que esta vez se celebraba en Navarra, en la sima de Ormazarreta I (Sierra de Aralar). El simulacro se planteó con la extracción de una camilla desde la cota de -402 m.

Nos juntamos unos 60 espeleos de los 4 territorios de Hegoalde, todos espeleosocorristas. En ésta ocasión no había invitados de otros espeleosocorros porque en alguna reuniones anteriores se había pedido al Coordinador del EEL hacer algún simulacro solo con nuestros equipos.

Gracias al ayuntamiento de Baribar, dispusimos del frontón como PC y alojamiento. La meteo se portó bien, y la lluvia no hizo acto de presencia evitando incomodidades tanto fuera, como dentro de cavidad, dado que es un sumidero.

Todo iba rodando según lo previsto, más o menos, con los equipos sanitario y de comunicaciones + 2 equipos de transporte de camilla en cavidad cuando sobre las 19 h saltó el imprevisto. En el PC se recibía una llamada de alerta de SOS-Deiak. Un espeleólogo gipuzkoano había sufrido un accidente en la cueva de Hamabi Iturri, en Zestoa. Nos enteramos que era Ramón, un espeleo conocido y miembro del EEL.

Después de que el Coordinador confirmase que el accidente era en una pequeña cueva, en la que la mayor dificultad eran unas zonas estrechas a ampliar, decidió que el simulacro continuase con lo ya lanzado y desde Baraibar se desplazase un equipo de 14 espeleosocorristas, con el médico (que afortunadamente remontaba la sima y se encontraba casi saliendo) el Coordinador y un miembro del equipo de Gestión. En el simulacro quedaban el equipo de gestión con un coordinador adjunto, y todo el operativo lanzado dentro y fuera de la cavidad.

En Zestoa, se estaba desarrollando el rescate con miembros del EEL que no participaban en el simulacro, más espeleos del grupo accidentado, más 15 miembros del grupo de rescate de la ertzantza, todos ellos coordinados por el técnico de emergencias del Gobierno Vasco. Además de contar con apoyo logístico de Bomberos, ertzantza, DYA y Cruz Roja. Cuando llegamos desde Baraibar, nos sumamos al operativo. Eramos unas 70 personas de las que 40 podíamos trabajar en interior de cavidad. El médico entró rápidamente para reforzar las labores del DUE de la Ertzantza que ya estaba con Ramón. También se reforzó el equipo de desobstrucción, colaborando en lo que pudimos con los artificieros del grupo de rescate de montaña de la ertzantza.

La desobstrucción llevó su tiempo y no pudimos ver a Ramón en la calle hasta casi las 8 de la mañana. Contentos de haber participado en el rescate y haber llevado en volandas hasta la calle a nuestro amigo. Finalizado el rescate, nos volvimos con las mismas a Baraibar para sumarnos al simulacro, que ya había finalizado sobre la 2 de la madrugada. Ahora quedaba ayudar en las labores de limpieza, tener nuestra reunión de análisis y cerrar el simulacro con una comida conjunta.

Fin de semana intenso en el que inesperadamente hemos podido comprobar que los entrenamientos que realizamos regularmente tienen su sentido de ser. Volvemos para Bizkaia felices y contentos, esperando tener buenas noticias sobre la recuperación de Ramón.


Volver a “Rescates”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados